domingo, 22 de abril de 2012

Artículo: Almuerzo en La Chiwinha @elnuevodia





Almuerzo en la Chiwinha


Karla Durán y Joel Franqui creadores del concepto de la Chiwinha en Río Piedras.

Este espacio alternativo atrae gente consciente del comercio justo y de la salud del planeta
 
Por Yaritza Rivas / yrivas@elnuevodia.com
22 de abril de 2012
12:00 a.m.

Llegar a la Chiwinha implica que has sacado una cita contigo. Lo que significa que llegas sin prisas. Lo mejor es tomar el tren y bajarse en la estación de Río Piedras y caminar hasta el #1054 de la Calle González en la urbanización Santa Rita, o llegar en bici, sugiere Joel Franqui mientras conversamos y tomamos un té preparado por él y su esposa Karla Durán en el área de La Tetera.

La Tetera es el corazón de esta tienda, abierta hace tres años, pero que recientemente empezó a servir almuerzos además de los tés, batidos de frutas de temporada y repostería artesanal que suelen tener.
Galletas veganas con especias fragantes como el curry, seducen a los curiosos. “La chica que hornea las galletas se inspiró en la Chiwinha para confeccionarlas”, dice Karla, oriunda de Bolivia y amante del chocolate, tentación que abunda en el local, y de diferentes regiones del mundo.

Según Karla, cuando llegó a Puerto Rico hace cinco años no conseguía chocolate elaborado bajo los valores de comercio justo, que se basa en condiciones de trabajo y salarios adecuados, sin explotación infantil, con igualdad de género y respeto al medioambiente.

Por eso nació este espacio de encuentros, en el que todos los miércoles llega un chef entre 11:30 a 1:30 a servir almuerzos vegetarianos por $10.98.

Son un grupo de chefs que se rotan cada semana y cocinan con ingredientes de temporada, cuenta Karla.

“El menú varía según lo que consigan en los mercados orgánicos esa semana”, dice.
Como es miércoles, se llena el local con un grupo de parteras de diferentes partes del mundo que asisten a un congreso cerca.

El menú, confeccionado ese día por la chef Mimi Rodríguez, consistió en un burrito de papa, arroz con cilantrillo, lechuga orgánica de la Tierra Prometida, una finca en Aguadilla, y una crema de vegetales.

Karla menciona que todas las semanas se han inspirado en una región del mundo como India, Marruecos, México y República Dominicana para crear el bufé. Y por su puesto, la comida criolla se repite a menudo, comenta Joel. “Siempre con un menú vegetariano, saludable y justo”, recalca su compañera.

En la Chiwinha, además se consiguen artículos de materiales reciclados. Carteras hechas con corbatas, collares y bultos para el mat de yoga realizados con papel de periódico y bolsas plásticas y wallets hechos con gomas de bicicleta son sólo algunos de los detalles divertidos que venden provenientes de comunidades de más de 20 países, cual mercado artesanal global en pleno Río Piedras.

También venden otros productos eco amigables, como el papel higiénico reciclado y la copa menstrual. En el lugar también hay espacio para pegar poemas en La Almanako, o tablón de edictos, y puedes intercambiar un libro por otro.

“Son más los libros que han dejado que los que se llevan”, dice Karla desde el lugar donde le han dedicado poemas y han visto emotivos encuentros.

“Eso es una gran satisfacción”, admite con una sonrisa. “Esos que repiten a menudo les llamamos los CHIP, Chiwinha Important Person”, añade Joel. 

Fuente: http://www.elnuevodia.com/almuerzoenlachiwinha-1240282.html