lunes, 19 de diciembre de 2011

¿Es la Economía Solidaria verdadera Economía?

¿ES LA ECONOMÍA SOLIDARIA VERDADERA ECONOMÍA?

¿Existe diferencia con los términos Economía Social, Popular o Cooperativa?

El adjetivo “solidaria” a la palabra “economía”, pudiera llevarnos a la idea de que estuviésemos hablando de una economía de gente con valores éticos, que distribuye las ganancias obtenidas con responsabilidad social.


En  esa óptica, la Economía Solidaria sería la misma Economía que hacen todas las empresas pero con criterios más equitativos o de compromiso comunitarios para distribuir las ganancias.

Los que conocen el cooperativismo dirán que no es sólo eso, sino que se toman decisiones sin considerar el monto de capital aportado. Cada hombre un voto sin importar con cuanto ha contribuido.

Se diría entonces que sería la misma Economía que hacen todas las empresas pero en la que se distribuye excedentes con equidad y compromiso comunitario y las decisiones se toman en igualdad por los asociados.

Otra persona podrá indicarnos otra modalidad de las cooperativas o de la Economía Social,  como el ingreso y retiro  libre de los asociados, o el compromiso educativo, o el compromiso con el ambiente u otro principio.

En esa lógica podríamos volver a decir que es la misma Economía que realizan otras empresas pero con una serie de características adjetivas, ética, democracia, compromiso, educación, etc.

En ese camino de razonamiento para ser exitosos tendríamos que desarrollar la Economía con la racionalidad de “cualquier proceso económico” y hacer esfuerzos para que complementemos esos procesos con valores y principios.  Optimizar el rendimiento de la inversión que hayamos hecho en nuestra organización, competir en el mercado, “diseñar una organización eficiente”, “hacer un buen plan de negocios”, reducir costos, incluyendo el pago al trabajo de no asociados, hacer un buen plan de mercadeo con nuestros clientes o socios.  Después con democracia, en asamblea, con  responsabilidad social y fomentando la educación, distribuiríamos los excedentes y fijaríamos las políticas que deberían llevar los gerentes de nuestra organización.

La sensación que produce volver a leer el párrafo anterior es desconcertante.

Una compañía anónima que tenga un buen programa de responsabilidad social con sus trabajadores y con la comunidad, que tome decisiones por consenso, que tenga un buen plan educativo para sus trabajadores, que tenga una buena política ambiental ¿sería una empresa de la Economía Solidaria, Social o Cooperativa?

Los adjetivos, las características, no pueden ser lo que defina esencialmente al sujeto.

Nos tenemos que preguntar ¿Cuál es la esencia de La Economía Solidaria, Social o Cooperativa?

Es conveniente analizar este tema teniendo un mismo criterio o modo de análisis para los tres modos de hacer y construir economía más resaltantes de nuestro tiempo: La economía capitalista.  La economía bajo la conducción del Estado.  La economía bajo la conducción de las comunidades.

¿Cuál es la esencia de estas tres maneras de construir economía y las lógicas de los dueños de las fuerzas productivas o factores económicos en cada uno de los casos?






En Economía se expone que  las empresas son combinaciones de las fuerzas productivas o factores  económicos y se habla de5 factores.                                                             

Los poseedores o dueños de algunos de los factores económicos subordinan y organizan a los otros factores, los asimilan y los ponen al servicio de sus lógicas e intereses.

Cuando son los dueños del financiamiento  y de los bienes materiales la empresa es capitalista. Por sus intereses, subordinará al factor trabajo, a la tecnología y a la gestión. El interés fundamental será el de la acumulación y la reproducción de ese factor o fuerza productiva dominante: el financiamiento.  Partiendo de ese hecho se construirá  la cultura de la empresa.  Se hablará de "capital" humano para referirse al trabajo y se lo subordinará.  La gestión se concebirá como las decisiones del capital.  La cultura jerárquica será necesaria para que se desarrolle todo el conjunto empresarial y social dependiendo del factor financiamiento.  Promover empresas de capital es promover el poder del capital y la lógica que lo acompaña.  Promover esa racionalidad económica será promover el interés por la acumulación financiera.

Cuando los poseedores de los factores económicos, la gestión (las decisiones) y la tecnología (el saber hacer), son los que organizan y subordinan a los otros factores tenemos una clásica estructura de gestión pública.  La gestión, las decisiones, están en manos del poder público y el saber hacer, la tecnología, también en manos de los equipos técnicos de ese poder público.  Se subordinan todo los otros factores al poder público. Se subordina el financiamiento, los medios materiales, el trabajo.   . La cultura jerárquica necesariamente estará presente y se hará imprescindible para ese poder.. Las políticas y las decisiones las definirá el poder  público y se aplicarán al quehacer económico que él controla y domina. El interés de ese factor que domina la empresa, es el que marca la cultura de la organización y sus relaciones. El interés por la acumulación, será el que permita la reproducción de ese poder con sus objetivos,  Esa será la racionalidad de esa y de ese conjunto de empresas.

¿Y en la economía que lleva adelante la comunidad?  ¿Cuál es el factor que organiza y subordina?

¿Cómo interpretar el hecho económico cuando una comunidad decide organizarse para comprar juntos alimentos y distribuírselos, sin que la intención principal sea reproducir y acumular el factor financiero, ni la gestión, ni los medios materiales, ni el trabajo, ni la tecnología?

El objetivo es un objetivo solidario: Cómo unidos se mejora el nivel de vida, se adquieren bienes y servicios de calidad y al mejor precio. Esto último puede  lograrse porque se une la fuerza de compra y porque la intención no es ganar en términos financieros. Lo que se quiere ganar o acumular es más solidaridad que permita que crezca el emprendimiento.

Esa economía existe.  La Alianza Cooperativa Internacional cuenta con más de 800 millones de cooperativistas afiliados en todo el mundo y no todos los cooperativistas que actúan en el planeta están afiliados a la Alianza. Las 300 cooperativas con mayor volumen de operaciones del mundo, en el 2008, produjeron un trillón de dólares, cifra similar a la economía canadiense que es la novena del mundo.   Todos conocemos experiencias económicas de esta naturaleza.

Existe esa economía, es importante y la ciencia económica debe estar en capacidad de explicarla, porque si no lo hace, no sería una ciencia económica comprensiva, que abarque todos los fenómenos que se dan en el mundo de su análisis y competencia.


Hay un factor económico que explica el funcionamiento de esa economía.  Luis Razeto, economista chileno  desarrolló con mucha profundidad el concepto.  Demostró, en su Teoría Económica Comprensiva, la existencia de un factor Económico no reconocido hasta el momento, el Factor C.

Ese factor está presente en todo proceso económico, pero es el factor determinante en la explicación de la existencia y el funcionamiento de la Economía Solidaria, Social o Comunitaria.  Como veremos más adelante el término más adecuado es Economía Solidaria o de la Solidaridad, porque va a la esencia de la lógica de estos procesos. Factor C, llamado así porque en muchos idiomas existen palabras que comienzan por C y que se refieren a la Cooperación, Confianza, Cohesión, Compañerismo, Comunidad, Comunión, Colectividad, todas ellas vinculadas a la fuerza productiva, al factor económico que explica la especial productividad que aporta en la producción de riqueza.

Cuando en una empresa de cualquier tipo mejora la integración, el clima laboral, el conocimiento interpersonal, la participación en equipos, inmediatamente se refleja en los resultados de la misma. Es un factor existente en todas las empresas en mayor o menor grado, pero en todas se reconoce su importancia.

Pero cuando los poseedores de ese factor C organizan la empresa o las empresas y todos los otros factores giran, están subordinados a ese factor C, nos encontramos con una empresa de la Economía de la Solidaridad.

La esencia de esa Economía está en que la comunidad solidaria poseedora del Factor C es la que organiza la empresa y subordina a todos los otros factores de la producción y los impregna y utiliza bajo conceptos de solidaridad.

Es el caso de la comunidad que organizó la cooperativa de consumo.Cuando una comunidad movida por el interés común, decide realizar un emprendimiento, nos encontramos con tres elementos fundamentales.   Comunidad, interés común y emprendimiento.

Comunidad que supone un colectivo. No individuos separados.  Supone cohesión, conocimiento e integración.  Supone mecanismos de toma de decisiones propias de un colectivo.

Interés común supone la conciencia de ese colectivo de las motivaciones que los une.

Emprendimiento, es organización para lograr sus objetivos.  Organización que implica participación y solidaridad porque es de todos.  Supone también obtener los resultados para los que la comunidad se organizó.

La Economía de la Solidaridad también busca acumulación y reproducción.  Pero fundamentalmente acumulación y reproducción de la solidaridad, de la fuerza cohesionadora, porque sin ella no funcionaría.

Por supuesto que esa acumulación de solidaridad también exige bienes materiales, tecnología, gestión, trabajo, pero todos esos factores ya no como “capital” humano, sino como trabajo asociado o trabajo solidario.  Financiamiento para potenciar la solidaridad, no para acumular.  Tecnología adecuada con la optimización se la solidaridad.

La Economía Solidaria, las cooperativas, tienen su propia racionalidad.  Promoverlas sin tomar en cuenta esa racionalidad no es viable.   Lo más importante es que exista una  comunidad solidaria que lo emprende. Mientras más cohesionada, integrada y solidaria tendrá más posibilidades de éxito en sus objetivos. 

La Comunidad solidaria impregnará de su esencia de solidaridad, al trabajo, al financiamiento, a la gestión, a las opciones tecnológicas y de bienes materiales.

Será incompatible con .formas no solidarias de relación en el trabajo.  Serán naturales los equipos de trabajo.  Las decisiones se tomarán buscando el mayor consenso y no con votaciones que dividen.  La tecnología, el saber hacer, se incorporará propiciando eficiencia, participación y la más adecuada incorporación en el trabajo. Será natural la relación armoniosa con el ambiente y el entorno social.

Una empresa que se llame  solidaria que cuente en abundancia del factor financiero, con óptima tecnología, con trabajadores formados, con bienes materiales y con un diseño de gestión excelente, pero que no cuente con óptima solidaridad, cohesión, integración, será un cascarón vacío y no funcionará.    

La solidaridad no es un adjetivo en este tipo de Economía.  No es un complemento.  Es su esencia.

Podríamos llamarla Solidaria, Social, de Cooperación o Popular siempre que nos estemos refiriendo a ese hecho esencial, el de la comunidad solidaria que ordena a los factores de la producción.

Pero no es banal el nombre que le asignemos.   Economía “Popular” nos llevaría a entender que es la economía que emprende  un sector de la población sin distinguir si es bajo la figura de predominio del capital u otro tipo de factor.  Si tiene sentido ético o solidario o no.

Otros adjetivos como “Social” necesita de una descripción posterior clara, que logre indicar la esencia del tipo de Economía que se trata, para que la palabra "social" no incluya a procesos económicos, que por ser pequeños no dejan de ser capitalistas y alejados de la solidaridad.

Quisiéramos insistir en que no existen, ni existirán realmente cooperativas o empresas de la Economía de la Solidaridad exitosas sin que existan comunidades solidarias, que movidas por un  propósito común. decidan desarrollar un emprendimiento.  Emprendimiento que funcione, no con las lógicas de las empresas de capital o públicas sino con la lógica de la solidaridad.  Es la esencia de esa Economía.                                                                                

http://www.gestionparticipativa.coop/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=288:ies-la-economia-solidaria-verdadera-economia&catid=1:latest-news&Itemid=18